Archivo por meses: agosto 2012

4

Ya sabéis que este año, el coral ha estado de moda, así que cuando vi este DIY no me pude resistir a compartirlo con todos vosotros.

Es una idea genial para personalizar la cubertería de toda la vida; incluso la de plata para darle un toque más romántico y vintage. Porque lo bueno de todo es que después de su uso, siempre puedes cortar los hilos y volverán a ser los de siempre.

Además es muy fácil de hacer, sólo tienes que comprar hilo de algodón (o el de hacer punto de cruz, que tienen multitud de colores para elegir), y con mucha paciencia comenzar a dar vueltas alrededor del mango de los cubiertos. Para que los extremos no te queden sueltos, y no tengas que emplear pegamento; un truco al comenzar es dejar un “rabito” metido para dentro, que irás tapando a medida que enrolles, y con la presión se quedará sujeto. Y al final lo mismo, meter un poquito para dentro, aunque aquí necesitarás un poco más de precisión.

Es perfecto para utilizar en cumpleaños  o bodas, eso sí, con pocos invitados, ya que no me veo yo a ninguna novia “forrando” cientos y cientos de cubiertos uno por uno… uff!!

Fijáos en el resultado, ¿no es precioso?

Visto aquí

 

 

4

Sé que muchos de vosotros estaréis de vacaciones, pero para los que sigáis ahí, al pie del cañón, (vaaale, o también para los que nos leáis desde la playa…), el post de hoy seguro que os alegra el día.

Porque fijaos qué fiesta tan veraniega tan bonita. ¿No os dan ganas de montar una así hoy mismo?

Tienen cuidados todos los detalles, la personalización de los botes de kétchup y mostaza, los salvamanteles con papeles de scrapbook, las preciosas flores que adornan las mesas, y los cojines con telas increíbles sobre unas sillas de madera antigua.

Y no se necesita nada más. Muchas veces nos complicamos la vida para organizar un cumpleaños o una boda, cuando con estos pequeños detalles y un poquito de buen gusto, dan resultados tan increíbles como este.

Via

Espero que os haya gustado!!

Y felices vacaciones!!!