Archivo por meses: Diciembre 2012

3

Feliz Año 2013

31/12/2012

 

Último día del año, último día del 2012.

Un año lleno de buenos momentos, de inicio de mi andadura con este blog, con los talleres y las manualidades, que me ha dado tanto trabajo pero también me ha recompensado con creces.

Y eso es gracias a vosotros, que estáis siempre ahí, leyendo los post y comentándolos día tras día. Por todo ello, ¡¡muchísimas gracias!!

Gracias por venir, por la acogida, y sobre todo gracias por quedaros.

También ha sido un año muy importante en lo profesional, en el que lo que parecía un salto al vacío, finalmente ha sido hacia delante, y con muchos más proyectos que los que me podría imaginar. Y con  uno de ellos a puntito de abrir sus puertas: Cups & Kids.

Y por último, en lo personal. Un año de viajes, en el que uno de ellos me deparaba una gran sorpresa, que se hará realidad en el 2013, y que os desvelaba aquí. Gracias a Javi por estar ahí cada día y apoyarme siempre. Sin él este blog posiblemente no existiría.

Y para enseñaros una de esas recompensas que os contaba antes, os dejo con mi aparición en el telediario de La Sexta de ayer, en el que envolvemos regalos de forma original, y compartimos “noticia” de Bea de Soufflé Madrid. ¡¡Todo un honor!!

Pinchad en el enlace y buscad el minuto 3:50 de la Parte 3.

Video

 

¡¡Muchas gracias a todos y Feliz Año 2013!!

 

 

1

Cuando me encontré con las fotos de esta boda, no pude menos que decir: Wow!!

Había visto ya algunas sesiones de fotos bajo la nieve, pero no de boda tan navideña, y que encima fuera tan bonita. Claro, tenía que ser en Suecia, con el gusto que tienen ellos para la decoración, y que a mí me gusta tanto…

Con el rojo y blanco como colores base, y los estampados típicos suecos (como los de los jerseys de tricot), se va desarrollando toda la estética de la boda, desde la papelería,  a los complementos de los novios, la decoración floral o las mesas.

No os hablo más, y os dejo con las fotos, que son preciosas.

¿Qué os parece?

Fuente

 

 

5

Ya estamos en plena Navidad, y eso me trae muy buenos recuerdos. Justo hoy, hace dos años, mi familia y yo vivimos una de las experiencias más inolvidables de nuestra vida: pasar las navidades en el Cabo Norte, o casi, a tan sólo 200 escasos Km del punto más al norte de Europa.

Mi hermano por aquél entonces estaba haciendo un Erasmus en Trondheim, una maravillosa ciudad noruega. Así que nos sirvió de excusa para visitarle y conocer el país que le había enamorado.

Nuestra primera intención era visitar los fiordos noruegos, pero como en Diciembre algunos de ellos están helados, era inviable hacer los cruceros y verlos desde abajo, por lo que nos íbamos a perder muchos de los paisajes increíbles. Así que nos dijimos, pues ya que vamos en pleno invierno al país del frío, la nieve y la naturaleza, ¿por qué no ir a conocer lo más extremo? Así que decidimos ir al norte, pero al norte del norte, es decir, a la Laponia Noruega.

Así que mi función fue investigar en internet y los foros, sobre todo en el de losviajeros.com, donde aprovecho para dar las gracias, ya que en todos los viajes que he hecho siempre han sido de grandísima ayuda, ¡os lo recomiendo! Y es que quería que saliera un viaje a nuestra medida, y organizado por nosotros.

Así que aunque visitamos ciudades tan bonitas como Oslo o Trondheim, sin duda alguna me quedo con la experiencia vivida en Karasjok, la capital sami de Noruega, y situada a tan sólo 200 Km del Cabo Norte.

Allí, en mitad de la nada, nos alojamos en Engholm’s husky, unas cabañas escondidas en un bosque nevado y  rodeadas de una granja con cincuenta huskies, donde su dueño hacía de guía, entrenador de los perros, expedicionario y cocinero.

Allí pasamos cuatro días, con una media de -15ºC, y con luz solar (que no sol) de 10 a 14h. Esas horas eran las que se aprovechaban para hacer las actividades, así que cada día tuvimos una: motos de nieve, visita a una granja de renos, trineos, etc… Pero sin duda alguna, para mí la EXPERIENCIA, con mayúsculas, fue la salida con trineos tirados por huskies.

Cada uno de nosotros llevaba su equipo de cuatro perros, y teníamos que seguir al guía; el cual llevaba sentadita a mi madre, que fue la única que no se animó a dirigir. Y menos mal, porque aquello no era broma. Llegamos a alcanzar una velocidad increíble, y tenías que estar en forma, ya que si te caías, los perros seguían sin ti, y tenías que andar o correr hasta alcanzarlos. Vamos, que me río yo de esquiar. Y a todo esto añádele que hay que sortear ramas de árboles, hacer giros, y cambiar el peso de las piernas que van apoyadas sobre una especie de tablones de madera,…

Así que aunque nos costó cogerle el truco y no fue nada fácil, la experiencia fue la mejor y la más increíble de mi vida, con ese paisaje alrededor y ese sonido de la NADA.

No fue nada turístico, por eso nos gustó tanto. Sólo tres familias, los guías y los perros. Y la naturaleza. Allí pasamos la Nochevieja, entre sauna, nieve y auroras boreales, y la volvería a pasar, porque fue inolvidable.

Así que cuando pienso en la Navidad o en Papá Noel y sus renos, quiero pensar que vienen de allí. Y así esos recuerdos vuelven a mí, año tras año.

 

Si queréis saber más sobre el viaje, no os perdáis el blog que hizo mi hermano contándolo todo sobre Noruega.

 

 

1

Feliz Navidad

24/12/2012

Hoy sí que sí. ¡¡Ya es Nochebuena!!

Así que no pierdo esta oportunidad para felicitaros a todos los que estáis ahí día tras día, leyendo cada uno de los post, estas Navidades. Que tengáis una noche llena de ilusiones, palabras, amor y en definitiva, de cosas bonitas.

 

 

No me quiero poner sensiblona, así que os dejo con una imagen inspiradora del rincón navideño que he creado, con un árbol hecho con washi tape y unas pincitas mini numeradas, un reno de madera y un macetero de brezo adornado con papel kraft.

¿Qué os parece? Me acompañará estas fiestas, y además no ocupa nada de sitio, por lo que para el año que viene, ¡otra cosa nueva!

Que paséis felices días, que olvidemos por un momento las cosas malas, y ¡¡Feliz Navidad!!