Archivo por meses: enero 2013

3

En estos días de frío, muchas veces no sabemos qué hacer con los peques de la casa, así que hoy os enseño una manualidad muy original y bonita para pasar una larga tarde de domingo entretenidos.

Se trata de un maletín de juegos, con piezas de colores para crear formas y dibujos, y con el que los niños se lo pasaran en grande una vez que esté hecha.

Además, al ser imantada, puedes utilizarla para los viajes en coche, porque no se moverán las piezas… ¡¡Así dará gusto ponerse en carretera!!

Para ello, necesitamos lo siguiente:

 

-Un maletín de madera o cartón (como los de Tiger).

-Pintura magnética o plancha de imán para manualidades (aquí tienes muchos para elegir).

-Madera de balsa o cartulina gruesa.

-Pintura acrílica.

-Washi tape.

-Cúter y tijeras.

-Pinceles.

 

Y los pasos son muy sencillos:

-Primero, cortamos las piezas de madera de balsa con la ayuda de un cúter, en formas cuadradas, y decoramos con la ayuda del washi tape o de las pinturas.

 

-Y por la otra cara, ponemos un trocito de imán autoadhesivo, de los de manualidades.

 

-Y por último, pintamos el interior del maletín de madera con la pintura magnética, y el exterior lo forramos o decoramos con washi tape, o con pintura blanca y lo dejamos liso.

 

Y ya tenemos listo nuestro juguete infantil, para que los niños puedan crear formas y dibujos. ¿A que es bonito?

Visto aquí

 

6

Bueno bueno bueno, porque ya han pasado los Reyes por mi casa y ya no puedo permitirme caprichitos como este, pero si no… ¡¡¡Esta alfombra era mía ya!!!

Lo sé, soy un poco caprichosa, pero es que hay cosas que me entran por los ojos y ya no hay manera de sacarlo de mi cabeza, no sé si a vosotros también os pasa.

El caso es que esta alfombra de fieltro gris de la diseñadora Charlotte Lancelot, puedes customizarla a tu gusto, dándole  el diseño final que tú quieras. Y además viene con varios colores a elegir: azul o rojo, en función de la decoración de tu casa.

Únicamente tienes que buscar una plantilla un diseño que te guste, y coser (a gran escala, eso sí), como si fuera punto de cruz.

¡Con lo que me gusta a mí eso del punto de cruz! De pequeña, mi tía me regaló mi primer bastidor con tela de panamá y un dibujo para bordar… Y me enganchó muchísimo. A partir de ese momento hice un montón de cuadros, hasta que hace unos años lo abandoné. Pero no os preocupéis, que tengo un proyectito en marcha que os enseñaré en breve… ¡cuando lo termine!

Pero a lo que vamos, a la alfombra. ¡¡No me digáis que no es genial!!

 

Visto aquí

 

 

 

9

¡¡Buenos días a todos!!

Hace mucho tiempo que tenía guardadas las imágenes de hoy para enseñaros, pero entre una cosa y otra las iba posponiendo…

Cuando comencé con el blog, una de las primeras cosas en las que pensé fue en hacerme las tarjetas de visita. Y mientras buscaba inspiración, lo que tenía claro es que quería hacérmelas yo misma (para eso soy una amante del craft, no?)

Una de las ideas que más me gustaron, por su sencillez y por su punto divertido, fueron éstas que os enseño, para la web Pugly Pixel. Un blog lleno de tutoriales, descargables gratuitos, plantillas para muchas cosas, e ideas para editar tus fotos.

Para hacer las tarjetas, sólo necesitaron unos sobres de papel vegetal (de los que puedes encontrar en muchas tiendas online, y si no, siempre podrás hacértelo tú, jeje), un poquito de confeti que puedes hacer con la troqueladora de círculo pequeño (o la de hacer agujeros para encuadernar de toda la vida, que haces dos a la vez), y un sello para poner tu nombre y tus datos.

¡¡Y mirad el resultado!! ¿A que es una tarjeta de visita bien bonita?

 

Si vosotros también tenéis alguna tarjeta original, y quieres compartirlo con todos nosotros, no dudes en enseñarnos las fotos ¡Comparte tu creatividad!

Por cierto, ¿visteis las mías? Aquí os dejo las tarjetas de visita de El taller de las cosas bonitas.  Espero que os gusten…

¡¡Feliz miércoles!!

 

53

damajuanas 9_SMALL

Ya sabéis que últimamente está muy de moda el estilo vintage. Si me seguís por aquí o por mi otro blog de arquitectura, os habréis dado cuenta de que no sólo en decoración o en las viviendas, sino también en las bodas.

Los vestidos, el peinado, el ramo de la novia, y por supuesto, la decoración del entorno. Un estilo desenfadado y campestre, pero con ese toque chic, que le confieren ese ambiente bucólico y romántico a la boda.

Leer ms