Monthly Archives: May 2013

2

¡Por fin es viernes!

¿No se os ha pasado la semana volando? ¿O soy yo que voy a mil revoluciones y no me entero de que pasan los días?

Tengo varios post pendientes de publicar con tutoriales y DIY hechos por mí, pero me falta sacarles fotos. Así que en el de hoy vuelvo a recurrir a mi amigo Pinterest, que me tiene enganchada y me descubre la imaginación y creatividad que tiene la gente.

Lo que os enseño hoy me ha gustado porque es sencillo sencillísimo. Y si encima compras la funda de cojín ya hecha todavía más: Cómo decorar un cojín con pompones de lana.

Llevamos tiempo con la primavera instalada, pero muchos con este tiempo aún no hemos hecho el cambio de armario, ni hemos quitado las mantas del sofá. Así que todavía estamos a tiempo de “redecorar” un poco nuestra casa y darle un cambio de look con pequeños toques. Como por ejemplo esta forma tan sencilla de customizar un cojín (que puede ser ya existente) y darle un poco de alegría.

Os dejo con las imágenes, que valen más que mil palabras, y si os animáis a hacerlo espero fotos con los resultados. ¡¡Seguro que salen cosas preciosísimas!!

COJIN CON POMPONES

 Visto aquí

5

Volvemos a la carga con otro DIY fácil y resultón, que sé que os gusta.

Además el de hoy viene cargado de color, lo cual es de agradecer para este tiempo tan raro que tenemos. ¿O no nos apetece ya a todos quitarnos los abrigos y empezar a lucir mangas cortas y escotes?

Pues para llevar las últimas tendencias en los brazos, y tener un complemento sencillito, barato y juvenil, lo mejor es hacértelo tú mismo. Sobre todo si vamos a utilizar materiales reciclados.

Hoy os muestro cómo hacer una pulsera trenzada con camisetas de algodón.

¿Qué necesitamos?

  • Una camiseta vieja o retales de algodón
  • Cola de ratón o lazos de colores
  • Pegamento
  • Tijeras
  • Imanes

DIY pulsera_02 - copia

¿Cómo lo hacemos?

Pues primero hay que cortar la camiseta en tiras, para que nos salgan tres lo suficientemente largas para dar dos vueltas a la muñeca (o al cuello si queremos un collar). Y cortamos también tres trozos del lazo o cola de ratón de igual tamaño.

Hacemos un nudo al principio con todas las partes, y comenzamos a hacer una trenza, como las de toda la vida, cogiendo cada vez una tira de algodón y lazo. Cuando la longitud sea la exacta para la muñeca, cortamos de nuevo, con cuidado de que no se deshaga.

Lo más difícil viene ahora, cuando en los dos extremos hay que pegar los imanes (importante que sean del mismo ancho, para que no quede feo). Así que hay que hacerse con un buen pegamento de manualidades, para que se fije rápido y bien.

Y luego, si queremos que quede bien rematado, podemos poner una especie de embellecedor, con otro trocito de la camiseta, para que tape los imanes cuando tengamos puesta la pulsera.

DIY pulsera_02

DIY pulsera_03

DIY pulsera_04

DIY pulsera_05

DIY pulsera_06

 

¿Qué os parece? ¿Sois más partidarias de hacer vuestras propias pulseras o de comprarlas ya hechas?

Dejadme vuestros comentarios y, ¡feliz miércoles!

 

Visto aquí

18

No queda nada para nuestro Gran Día.

Y  me parece que fue ayer cuando volvíamos de París con un proyecto nuevo de futuro (y un anillo precioso en el dedo).

Teníamos tanto tiempo para los preparativos, que al final, como siempre, te acaba pillando el toro. Ahora no hay muchas cosas que os pueda mostrar (por aquello del efecto sorpresa), pero a partir de Junio, y una vez que todo pase, os podré ir enseñando.

Pero como os adelantaba el otro día vía Facebook, hay algo que todos los invitados han visto ya, y que son las invitaciones de boda.

Las dos palabras que nos definen, tanto como a nivel personal como profesional, son: innovación y tradición. Javi, emprendedor del mundo de internet, y yo, arquitecta y apasionada de las cosas hechas a mano. Urbanitas, amantes de las tecnologías y de las redes sociales, pero también de los objetos hechos a mano, de los platos “de cuchara” y de los muebles vintage.

Por eso queríamos que nuestra boda también fusionara esos dos puntos. Así que siendo ambos de Logroño, lo teníamos fácil, celebraríamos la boda en unas bodegas riojanas: en Marqués de Riscal, diseñadas por el arquitecto Frank Gehry. ¿O no es un buen ejemplo de tradición e innovación.

Con las invitaciones nos pasaba lo mismo. ¿Cómo hacer que fuera moderna y artesana a la vez? Pues hicimos dos invitaciones: diseñamos una página web con toda la información de la boda y datos útiles para los invitados, y por otro lado hicimos una invitación para entregar aparte, sólo con los datos importantes, a la manera tradicional.

Queríamos algo sencillo, cuidado, con la presencia del color vino y con un dibujo que yo misma hice de las Bodegas. También me gustaba que fuera una sola tarjeta, por una cara y agradable al tacto. Por eso me enamoré del trabajo de imprenta tradicional (typepress)  de Lola de Oficio, a la cual no dudé en llamar para que me las hiciera. ¡Muchas gracias Lola!

Y el resultado fue éste, un diseño sencillo pero elegante, con las esquinas redondeadas y con la sensación de estar tocando algo hecho a mano con mucho cariño. ¡Me encanta el tacto de las letras rehundidas!

Y para completar el conjunto, diseñé un sello para poner en el reservo de los sobres,  con la idea de utilizarlo también en otros objetos que  decorarán la boda.

Os dejo con las fotos, ya sin riesgo de desvelar secretos.

¡Espero que os gusten!

Invitacion Boda_01

Invitacion Boda_02

Invitacion Boda_03

Invitacion Boda_04

Invitacion Boda_05

Invitacion Boda_06

Invitacion Boda_07

Invitacion Boda_08

 

 

9

 

Hace poco os enseñaba una manera de decorar paredes con bastidores, en lugar de con los típicos cuadros.

Y hoy quiero enseñaros otro bastidor que le he regalado a mi amiga Natalia, ya que su hija acaba de cumplir un añito. ¿Os acordáis del libro para bebé que os enseñé en los primeros post? Pues es para ella, para Emma, que es una niñita rubita de ojos azules preciosísima.

Quería hacerle un regalo especial y hecho por mí, como todo lo que os enseño aquí. Así que quise hacer una versión de las nubes con gotitas que hago para los móviles, pero fijadas a un bastidor de bordar.

Tampoco quería utilizar los colores rosas y azules, para que no condicionara la habitación, ni el resto de la habitación (que lógicamente ya la tiene más que decorada). Y por eso empleé una tela bonita de algodón, que combina con todo y que no se pasa de moda, y las gotas las recorté en fieltro de colores que combinaran con eso.

Este fue el resultado. ¿Qué os parece?

A ver si me mandan la foto de cómo queda en la habitación y os la enseño. Porque lo mismo la puedes colgar de la puerta de entrada, como colgada en una pared, o apoyada en una balda y rodeada de marcos con fotos.

decorar con bastidores_01

decorar con bastidores_02

decorar con bastidores_03

decorar con bastidores_04

 

¡Espero que os guste!

¡Y feliz lunes!