0

5 Consejos para hacer una casa práctica y resistente a niños

29/12/2017

Muchas veces os he contado que en todas las reformas que hago intento buscar la distribución más funcional y práctica, pero sin olvidar ese toque especial que le de el “wow” y que las diferencie del resto.

Así que hoy os quiero contar algunos de esos trucos para las familias que queréis decorar o reformar vuestra casa para que se convierta en un espacio bonito pero adaptado para niños sin parecer un “chiquipark”.

Todos sabemos que uno de los puntos básicos es poner materiales resistentes y duraderos, para que se puedan limpiar y fregar (como el suelo de Quick-Step del que os hablaré más adelante), pero hay algunas cosas más que podemos implementar y conseguir la Casa de nuestros sueños.

¿Empezamos?

1. Diseña una distribución versátil y que pueda evolucionar.

Si tienes pensado mover tabiques, ten en cuenta que tu estado vital puede ir cambiando, así que haz una distribución que pueda cambiar a lo largo de los años y adaptarse a ti y a tu familia.

Espacios comunicados, puertas correderas o zonas que puedan cambiar de uso según las necesidades, son algunos de los recursos para que una casa pueda evolucionar con los años.

Por ejemplo, en nuestra nueva casa hemos usado algunos de estos trucos, como meter la zona de juegos dentro de la cocina, para que en un futuro pueda ser un office más grande, o separar el comedor de la cocina mediante cristaleras que se puedan abrir y cerrar cuando tengamos invitados en casa y necesitemos poner ampliar la mesa de comedor.

Nadie mejor que nosotros para saber cómo vivir nuestro propio hogar.

 

2. Iluminación

Casi siempre que visitamos una vivienda, uno de los aspectos en los que nos solemos fijar es en la luz. Hay una luz exterior que depende de la orientación de la vivienda, de la anchura de la calle y de la planta en la que nos encontremos y que además es intrínseco a nuestra casa y que no podemos cambiar.

En cambio, que una vivienda sea luminosa no sólo depende de esa luz exterior y hay varios parámetros que sí podemos controlar y mejorar para conseguir esa sensación que tanto deseamos: luz artificial, revestimientos claros y materiales reflectantes.

Si usamos una tarima clara para el suelo y unas paredes y techos lisos pintados de blanco; conseguiremos dar la sensación de claridad. Además podemos utilizar recursos decorativos como la colocación de espejos, que reboten la luz y agranden el espacio. Y por supuesto, para conseguir una casa práctica y funcional, también podemos utilizar focos (empotrados o de superficie) y simplemente dejar lámparas colgantes o decorativas para momentos puntuales (como por ejemplo encima de una mesa de comedor).

Por si os sirve de referencia, en muchas de mis reformas suelo usar focos extraplanos LED en zonas húmedas y de distribución (que pasan desapercibidos y dan una luz muy uniforme), luz indirecta en zonas privadas (dormitorios con candilejas en el techo o lámparas de mesilla) y puntos colgantes del techo en la zona de comedor.

Una casa luminosa es una casa llena de vida, así que aprovechémosla.

 

3. Suelo resistente y duradero

Todos los que tenemos niños en casa siempre queremos tener una casa bonita y funcional pero que sea a prueba de niños y el suelo es siempre nuestra gran preocupación.

Hace unas semanas os hablaba de las ventajas e inconvenientes de cada tipo de suelo, y al final os decía que uno de mis favoritos era el suelo laminado.

El suelo laminado es perfecto para una casa con niños o animales: resistente, duradero y que no necesita mantenimiento.

Y además hay algunos que mejoran estas características y se convierten en las verdaderas estrellas de esta clase, como la marca Quick Step, una marca líder de suelos laminados.

Hace unas semanas estuve en la presentación de la nueva colección de Quick Step en Madrid, en la que nos enseñaron el proceso creativo de la marca, con la diseñadora Oke Nollet que nos explicó cómo creaban los diseños de los suelos y su producción posterior. Concretamente nos contó en qué se habían inspirado para la colección del 2018 y sus referentes en moda, arquitectura y lifestyle fueron los siguientes: mármol, madera y oro.

Es por eso que algunas de sus nuevos suelos, tanto en suelos laminados como en vinilo o PVC, son revestimientos con acabado tipo mármol carrara o madera con toques dorados, que me pareció espectacular. Además, gracias a su sistema de fijación, son resistentes al agua, lo que hace que lo puedas colocar en baños y cocina, sin ningún tipo de problema.

¡No me digáis que no es perfecto para zonas con niños traviesos!

Tengo que decir que yo he puesto esta marca Quick Step en bastantes de mis reformas, incluida en la vivienda de mis padres de Logroño, y tanto la calidad como el precio son imbatibles. ¡Así que os lo recomiendo!

4. Pinturas y papeles pintados lavables.

Las pinturas lisas plásticas tienen dos ventajas: que se pueden limpiar fácilmente con un paño húmedo y que en un momento dado se pueden volver a pintar. Por eso es importante tener la referencia de la pintura empleada y guardar un botecito de la muestra, por si las moscas.

Es cierto que en las paredes de gotelé se notan menos las manchas que en las paredes lisas, pero les tenemos tanta manía que ni con esas conseguimos volver a incorporarlas en nuestras reformas. Es por eso que hay que buscar nuevos aliados y saber que las paredes blancas impolutas no van a durar mucho en una casa con niños.

Otra buena solución para revestir las paredes y que aguanten el uso diario es utilizar papeles pintados. Decoran, diferencian funciones y protegen las paredes. Y además es algo barato y fácil de reemplazar cuando nos cansemos.

Ya sabéis que yo soy una auténtica fan de los papeles pintados, los cuales uso no sólo para decorar sino para diferenciar usos y funciones dentro de un mismo espacio (como cuando empapelé el office para diferenciarlo del resto de la cocina).

 

5. Almacenaje y mobiliario funcional.

Si no queremos que una casa con niños se convierta en una zona de juegos continua, lo mejor es buscar y delimitar espacios para que ellos estén, y dotar la casa de mucho almacenaje.

Busca rincones donde poder crear espacios de almacenaje ocultos, armarios empotrados o incluso una despensa. Cuantos menos “trastos” dejemos a la vista, más limpia y espaciosa parecerá la vivienda. Puede elegir entre muchos tipos de armarios distintos, incluso puedes decantarte por dejarlos ocultos o hacerlos de obra y que parezca que forma parte de la pared.

Además, para ampliar el espacio y ganar amplitud, utiliza muebles que no entorpezcan la vista y que no oculten las ventanas. También es buena idea decorar con muebles evolutivos, que puedan variar según las necesidades y que ocupen poco espacio.

Y por último, para que la luz entre a raudales por las ventanas y que no nos entorpezca nada la vista, nada como utilizar estores en las ventanas en lugar de cortinas. Esto hará que la luz entre a raudales al interior y que al no rozar el suelo como las cortinas, los niños no se puedan tropezar con ellas.

En este post puedes leer un poco más sobre consejos para decorar con estores.

 

En resumen, combina bien los colores, busca una buena luz que amplíe el espacio, utiliza materiales resistentes y duraderos y no recargues con excesivos muebles que obstruyan la vista, y así lograrás una vivienda funcional, luminosa y a prueba de niños.

Y ya sabes, si te animas a hacer una reforma en tu vivienda y necesitas cualquier tipo de asesoramiento de una arquitecta, puedes escribirme a arquitectura@monicadiago.com y estaré encantada de darte un presupuesto sin compromiso.

Gracias por la visita y os dejo con alguna foto más del evento de Quick Step, en el que además la decoradora Alejandra Muñoz nos enseñó a poner y decorar una mesa de fiesta, y al que asistí con muchas amigas y caras conocidas. A ver si las reconocéis. 🙂

 

*Gracias a Quick-Step por querer colaborar conmigo y seguir alimentando de contenido este blog.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *