Archivo de la categoría: Nuestra boda

36

Boda en La Rioja II

02/09/2013

¡Qué rápido pasa el tiempo!

Casi han pasado ya tres meses desde nuestra boda, me parece mentira. Tanto tiempo preparando cosas y detalles, y de repente… ya ha pasado uno de los días más emocionantes de tu vida… ¡Repetiría otra vez mañana mismo!

En el post con la primera parte de la boda, os hablaba sobre el vestido, los novios, el lugar de la ceremonia y el banquete. Para los que queráis “cotillear” un poquito…

Así que hoy lo quiero dejar para hablaros de todos los detalles, los regalos y la decoración, que fue al 100% handmade, y además, hecho por nosotros.

Si seguís el blog sabréis que me encantan los bastidores y las telas, así que recurrí a la idea de un bastidor bordado para los anillos, para que mis damitas llevaran las alianzas en la iglesia. Fue algo muy sencillito, pero creo que el resultado fue elegante y discreto, que era lo que queríamos.

detalles boda_00

Desde allí todos los invitados se trasladaron hasta las Bodegas Marqués de Riscal, donde se celebró el cóctel al aire libre, y después, la cena y el baile en su interior. Para guiar a los invitados en ese recorrido, pusimos un camino de globos blancos, que les acompañaba hasta donde se encontraba el protocolo de mesas.

La idea de los globos era soltarlos al terminar el baile, con unas postales (con el matasellos y nuestra dirección ya escrita), y que nos escribieran un deseo. Pero la realidad fue que para el final del baile no quedó ni un solo globo intacto, por lo bien que se lo pasaron con ellos (y sobre todo con el helio de su interior…).

detalles boda_01

Dando la bienvenida a todos los invitados, colocamos una mesa de firmas, con un libro artesano comprado en la tienda Palma Papel de Madrid. Y lo decoramos con una guirnalda de corazones de papel de periódico, unos pompones y una jaula con paniculata y velas, que le daba al rincón un aire muy romántico.

Además, tuve la suerte de que mi amiga Cristina me regalara un lienzo con un árbol pintado por ella, para hacer otra versión del típico libro de firmas: un recuerdo de las huellas dactilares de nuestros invitados. A la gente le encantó pintar con tinta y con su propio dedo.

detalles boda_02

detalles boda_03

detalles boda_04

El protocolo de mesas lo hicimos con la ayuda de Ana (la coordinadora de eventos del Hotel que fue un gran apoyo), que nos prestó el marco antiguo para poner los números de mesa atados con unas cintas de color vino (el color de la boda). Estos números de mesa iban a juego con las invitaciones de boda y con los misales, que diseñamos nosotros por completo.

detalles boda_05

Y por fin llegamos a los centros de mesa, el gran dilema de todas las bodas. Es lo que más ven los invitados durante toda la cena, y a lo que más solemos prestar atención todas las novias. En mi caso lo tenía claro: botes decorados con puntillas y lino, velas y flores silvestres.

Así que durante todo un sábado concentré a mis amigas y a mi madre en un taller bodil en casa, con ciento veinte botes de conserva de todos los tamaños, y telas, puntillas, bordados, pegamento y lazos por todos los lados. La verdad que nos lo pasamos en grande, y a ellas les encantó sentirse partícipes de algo así… A ver qué os parece el resultado…

El conjunto lo rematamos colocando los botes sobre un círculo de espejo, y con un bastidor de tela con el número de la mesa en fieltro. Excepto en la Mesa Presidencial que me volví un poquito más romántica…

¡Ya os dije que los batidores son mi perdición!

detalles boda_06

detalles boda_07

detalles boda_08

Durante la cena, hicimos varios regalitos, ya que nos hacía mucha ilusión que fuera una boda detallista. Así que en los baños colocamos unas cajas de vino con los kit de supervivencia para bailongos, en los que metimos todo lo necesario para que no parara la fiesta: tiritas, pañuelos, aspirinas, cepillo de dientes, horquillas y chicles. No hace falta que diga que no quedó ni uno…

También entregamos unos novios de fieltro hechos a mano por mí, para los siguientes amigos en casarse y una réplica del ramo de novia a las amigas solteras.

Y para el resto de invitados, como recuerdo de la boda, hicimos unos botecitos de pastillas con múltiples finalidades, y personalizados para cada uno. Además, dejamos en las mesas unos CD de la banda sonora de nuestra boda,  con todas las canciones que sonaron durante la cena. ¡Todo un éxito para el camino de vuelta en coche de nuestros amigos!

detalles boda_09

detalles boda_10

detalles boda_11

Y ya después de eso poco podía faltar… ¡El baile!

Así que preparamos una mesa de dulces sobre unos palets blancos, con la misma gráfica que habíamos usado para todos los detalles de boda. Y adornado por una guirnalda comprada en Oui Oui, en la que pusimos: “El amor es dulce”. 

Y por último el Photocall, para el que encargamos un marco tipo Polaroid con nuestros nombres y fecha a los chicos de CartonLab, y que además venía con bocadillos de pizarra blanca para poder escribir frases y que quedaran grabadas en la imagen. ¿A que es genial?

Para el fondo del photocall, como no podía ser de otro modo, lo hicimos con pompones de colores, que se los encargué a mi querida Noe de Made with Lof, porque yo, sintiéndolo mucho, ya no daba más de sí…

Como veréis, los complementos y los disfraces dieron mucho, pero que mucho, juego… ¡¡Nos lo pasamos en grande!!

Y por supuesto, recordaros que todas las fotos que veis aquí, están hechas por Javier Berenguer, nuestro fotógrafo de la boda, al que os invito a conocer en su página web, porque hace auténticas maravillas.

detalles boda_12

detalles boda_13

detalles boda_14

detalles boda_15

detalles boda_16

detalles boda_17

detalles boda_18

detalles boda_19

detalles boda_20

¿Qué os ha parecido?

No lo dudéis, y dejadme vuestros comentarios. ¡Gracias!

 

27

 

Por fin ha llegado el día en que puedo enseñaros un reportaje más o menos completo de lo que fue Nuestra Boda.

Como no quiero ser muy pesada, lo he partido en dos partes: por un lado la boda y por otro los detalles y la decoración.

Así que hoy os enseño las fotos de la primera parte, realizadas por el fotógrafo Javier Berenguer, son de los novios, del vestido, de la iglesia y del Marqués de Riscal, en la Rioja Alavesa, donde realizamos el cóctel y la cena, de la mano del chef Francis Paniego.

Como ya os adelantaba cuando hablaba de las invitaciones de boda, queríamos que fuera una boda sencilla pero elegante, tradicional e innovadora, y eso lo llevamos a todos los extremos, desde el principio hasta el final, y en todos los detalles que os enseñaré en el próximo post, casi todos realizados a mano por nosotros.

Para las apasionadas de las bodas, y al más puro estilo de los blogs de moda, os cuento que el vestido me lo hicieron en el taller de Paredero Quirós de Madrid, donde encontré el vestido romántico y sencillo que yo quería. ¿O hay algo más romántico que un vestido entero de tul de seda? Drapeado en todo el cuerpo, y con una tira de guipur en color champán en la cadera.

Para complementar el vestido durante la ceremonia religiosa, lo acompañamos con un velo con puntilla en el borde en los mismos tonos, que le daba ese toque más elegante y clásico que quería para la ocasión.

Y por último, el conjunto lo rematé con unos zapatos de ante de color rosa palo, de Franjul, y que me regaló con todo su cariño mi amiga Anto.  No me apetecía que fueran blancos, así que en este tono iban genial con el ramo de novia de peonías blancas y rosas nude que yo quería.

Además, por si no tenía suficiente con toda la organización, aun me lié más la manta a la cabeza y yo misma hice el tocado de mi madre y el mío para lucirlo durante la cena y el baile. ¿Qué os parecen?

Una boda entre viñedos, para dos riojanos, es algo emocionante, y nos hace volver a nuestras raíces y a nuestra tierra, a la que adoro.

Lástima que el tiempo no nos acompañara, pero todo no se puede controlar, y en este caso, la lluvia quiso ser una invitada más de ese maravilloso día lleno de emociones, confidencias, risas y alguna que otra lagrimilla.

Os dejo con uno de los días más bonitos de nuestra vida, por ahora…

 

Boda Riscal_01

Boda Riscal_02

Boda Riscal_03

Boda Riscal_04

Boda Riscal_06

Boda Riscal_07

Boda Riscal_08

Boda Riscal_09

Boda Riscal_10

Boda Riscal_11

Boda Riscal_12

Boda Riscal_13

Boda Riscal_14

Boda Riscal_15

Boda Riscal_16

Boda Riscal_17

Boda Riscal_18

Boda Riscal_19

Boda Riscal_22

Boda Riscal_21

 

 

12

¿Cuántas veces habéis querido hacer un regalo original para una boda o una celebración?

Suelen ser momentos únicos en os que los amigos prefieren regalar algo que tenga un significado especial para ellos, que lo recuerden siempre.

Pues eso mismo es lo que pensaron mis amigas cuando llamaron a Bárbara de Cuentos de Boda para que escribiera e ilustrara nuestra historia de amor.

Seguro que muchos ya conocéis sus libros ilustrados, en los que narran, a modo de cuento, la historia de cómo se conoció una pareja, o cómo fue el Gran Día de unos novios, o incluso la vida de una anciana pareja en sus bodas de oro.

Así que me hizo muchísima ilusión cuando en la fiesta del día de antes de la boda, mis amigas nos regalaron nuestro propio cuento. Además, cosas de la vida, yo ya tenía el placer de conocer a Bárbara, así que la ilusión fue doble (y la casualidad, porque ellas no sabían que nos conocíamos… Así que se lo puse mucho más fácil… )

Con su permiso, voy a enseñaros un poquito del libro, para que veáis con qué detalle está encuadernado, y lo bonito que es, por dentro y por fuera. Además mis amigas le debieron describir cómo iba a ser el vestido, y dónde iba a ser la boda, porque lo clavaron al detalle.

Muchas gracias por haberlo hecho con tanto cariño, y a mis amigas, gracias otra vez por el detallazo, ¡¡sois un amor!!

cuentos de boda_01 cuentos de boda_02 cuentos de boda_03 cuentos de boda_04 cuentos de boda_05

 

Aprovecho para deciros que Cuentos de Boda cumplen un añito, así que están de sorteo en el blog. Pasaos por allí y no os lo perdáis.

¡¡Que tengáis buen miércoles!!

 

5

Muchos me estáis preguntado por la boda, y que cuándo voy a subir fotos del vestido, de la fiesta, de la decoración que montamos y de todos los detalles.

Y es que yo que soy muy organizada, quería ir haciéndolo por fases: primero el vestido, los tocados, luego la ceremonia, la decoración, los regalitos, etc…

Pero ya empezamos mal, y es que hoy quiero dar un salto directamente hasta los regalos a los amigos casaderos, porque este fin de semana es especial, y ¡nos vamos de boda!

Así que es mi “pequeño homenaje” a Sofía y a Juanmi, que mañana se darán el Sí quiero, y en nuestra boda les entregamos a ellos la parejita de novios.

A Sofía la conoceréis porque es la que está detrás del blog Decoración entre las Ramas, y es mi fiel compañera arquitecta y amiga, apasionada como yo de las cosas bonitas.

Con ese buen gusto que tiene y lo artista que es, no podía regalarle la típica pareja de novios de plástico, así que como ya estaba liada hasta la cabeza con cosas hechas artesanalmente por mí, me dije: “total una más…

Y como yo empecé en el mundo craftie-handmade-DIY con los broches y el fieltro, se me ocurrió hacerlos con este material. Así que me puse a coser unos muñecos de novios de fieltro, personalizados para ellos, y tipo marioneta, para poder meter los dedos y darles vida, o dejarlos como decoración en algún rincón de la casa.

Así que a la “mini-Sofi” le puse un pelo negro rizado, con un tocado en la cabeza (aunque no sé cómo va a ir, eh? Esto es invención mía, no creáis que desvelo el secreto mejor guardado), y al “mini-Juanmi”… bueno, digamos que a Juanmi le puse un poquito más de pelo, pero sigue estando igual de apuesto.

Y como los acabé casi el día de antes, con las prisas no pude hacer fotos del making off, por lo que tendréis que contentaros con las fotos del después de Javier Berenguer, nuestro fotógrafo, que tiene una paciencia loca conmigo… 😉

regalos novios portada

regalos novios_01

regalos novios_02

regalos novios_03

Nada más entregar la pareja de novios al futuro matrimonio, nos dirigimos a entregar otro regalo muy simbólico: los ramos de novia.

O mejor dicho, dos réplicas del ramo de novia, que encargué a la floristería, porque no me quería desprender del mío (en mi afán de recopilarlo todo todo y todo…). Al igual que el grande, estaba hecho con peonías blancas y rosas de color maquillaje, pero en lugar de hojas de stachys,  a éstos les pusieron paniculata, que le da ese toque romántico que yo quería.

Así que como no quería tirar el ramo para las invitadas al método tradicional, decidí dar dos miniaturas del mismo a dos de mis amigas solteras, de las que han estado a mi lado desde que éramos pequeñitas, cuando soñábamos con bodas, mariposas en el estómago y novios que nos bajaran la luna (Cris, esto va por ti).

Quería tener un detalle con ellas, en ese día en el que cuando no estás con alguien a tu lado, y por mucho que quieras a esa amiga tuya que da un paso adelante, sé por propia experiencia que se hace un poquito difícil.

Espero que les gustara. A ellos y a ellas. Y a vosotros, claro.

Ya sabéis un poquito más de lo que fue nuestro Gran Día. Os espero otro día con el próximo capítulo…

regalos novios_04

regalos novios_05

Feliz fin de semana, y… ¡¡felicidades a Sofi y a Juanmi!!