1

Excursión a Patones en familia

18/02/2016

excursion a patones

Reconozco que, a pesar de ser del norte, llevo muy mal el frío. Ahora mismo me transportaba a una islita paradisíaca para relajarme sin tener que llevar encima tantas capas y capas de abrigo.

Pero la realidad es que el invierno ha llegado a la ciudad, y tampoco nos podemos quedar en casa hibernando sin nada que hacer.

Así que hoy os quiero proponer un plan cerca de Madrid para un día de excursión: Patones.

Nosotros nos escapamos un domingo antes de Navidad, y es cierto que todavía no hacía mucho frío, pero el pueblo es tan tan bonito, que bien merece un paseo aunque haya que ir bien abrigadito.

Patones es un pueblecito de la Madrid, situado al norte de la Comunidad, casi en el linde con Guadalajara. De ahí que sus construcciones de pizarra recuerden a los famosos pueblos negros de esta otra provincia. A pesar de constar de dos municipios, es Patones de Arriba el que está considerado Bien de Interés Cultural y uno de los lugares con más turismo de la región.

De hecho, nosotros aprovechamos el día y fuimos muy prontito por la mañana, ya que después la carretera y la zona de aparcamiento se llena de coches y es muy difícil acceder al casco histórico interior, lógicamente, peatonal.

La piedra más común de la zona es la pizarra, material con el que están construidos la inmensa mayoría de sus edificios, desde los más antiguos a los más modernos, de ahí que Patones sea uno de los ejemplos más representativos de la llamada Arquitectura Negra.

Martín disfrutó paseando por sus callejuelas empinadas y empedradas, correteando entre las casas, que cualquiera diría están puestas para un escenario de una película, y nosotros de pasar un día juntos en familia. Como puntos clave para no perderse: el acueducto del Canal de Isabel II, que fue una de las primeras obras que canalizaba el agua hasta Madrid, la iglesia de San José, un paseo al lado del arroyo de Patones y del lavadero tradicional, en el que Martín jugó tirando ramitas al agua, o las cuevas del Reguerillo. Además, los paisajes y los colores de la vegetación y los árboles también merecen mucho la pena, sobre todo si sois unos apasionados de la fotografía.

patones 01 patones 02 patones 03 patones 04 patones 05 patones 06

Además, no os tenéis que preocupar de llevar un bocadillo para la comida, puesto que restaurantes ricos para comer, hay unos cuantos. Nosotros tuvimos la suerte de que el peque se durmió y nos dejó degustar algunos de los platos más típicos y tradicionales de la zona.

Y para después del “homenaje”, nada como bajar la comida dando un paseíto hasta las Eras, en la parte más elevada del pueblo y cuya finalidad era guardar el trigo y la mies en el siglo XVIII. Las vistas desde allí ya sólo merecen la pena. Eso sí, si vais con peques os aconsejo que el carrito os lo dejéis en el coche, o al comienzo de este paseo, ya que no está muy accesible para esas ruedas tan pequeñas.

¿A que os he puesto los dientes largos? Además, ahora que habrá nevado por esa zona tiene que estar todo aun más precioso si cabe, no tenemos por qué esperar sólo al buen tiempo para escapar de casa.

patones 14 patones 15

patones 09patones 10

patones 11

patones 17 patones 18 patones 19

 

Y si tenéis ganas de más, aquí tenéis otras ideas para escapadas en España.

Y vosotros, ¿cuáles son vuestras excursiones favoritas de invierno? ¿Qué nos recomendáis?

 

Un pensamiento en “Excursión a Patones en familia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *