0

Flores de papel en familia con la Stokke Tripp Trapp

09/05/2017

 

El mes de mayo, además de ser el día de la madre, es el mes de las flores. Me acuerdo de pequeña que en el colegio esos días estaban repletos de flores, tanto de verdad como hechas a mano.

Es por eso que el otro día dedicamos una mañana a hacer algunas flores de papel para decorar la casa, dado que las naturales se me siguen resistiendo. Y quise que mis peques se divirtieran conmigo, participando de la actividad. ¡Tengo que empezar temprano para que les gusten las manualidades como a mi!

Así que nada mejor que compartir la mesa del salón entre todos y que Martín me ayudara (a su manera) mientras la peque estaba sentada junto a nosotros en la trona Stokke Tripp Trapp.

No sé si recordáis hace unos meses, cuando era aun un recién nacido, que os hablé del NewBorn Set de Stokke y de lo cómoda que se tumbaba ahí. Pues hace un mes que se empezó a sentar y a mantener la espalda erguida y por eso decidimos dar el salto y evolucionar al BabySet, la trona de bebés, en la que está en posición más vertical y no se cae gracias a las sujeciones y al arnés que le puedes poner.

 

El caso es que a ella, como supongo a la mayoría de bebés, lo que más le gusta es estar cerca de su familia y hacer lo que hacen los mayores. Y es por eso que estaba feliz arrugando y tocando los trozos de papel que nosotros le dejábamos.

Quizás me costó un poco más de la cuenta hacer las flores de papel de seda, pero es el precio que hay que pagar por hacerlo con los niños y hacer un poquito el payaso para que se diviertan.

¡No sabéis lo que nos reímos poniéndonos las flores en la cabeza!

 

 

Si vosotros también queréis hacer unas flores como estas, que son sencillísimas, sólo necesitáis lo siguiente:

  • Papel de seda de colores (yo he usado blanco, rosa y verde para el tallo)
  • Alambre
  • Tijeras o cúter

Y para hacerlas, es como si hicieras un pompón, pero desplegando las capas todas para el mismo lado, para que en lugar de quedar una esfera redonda nos quede una “semiesfera”.

Luego forramos de papel de seda verde el tallo, dando vueltas alrededor del alambre y ¡listo para meter en un jarrón! Ya tenemos flores para siempre, sin necesidad de riegos y cuidados. 😉

Os dejo con el resto de las flores y con algunos detalles de la Stokke Tripp Trapp, que podéis además personalizar en el respaldo sin ningún coste añadido.

¡Me encanta que Elisa pueda tenerla de recuerdo para siempre!

 

¿Os animáis a hacerlas?  ¡¡Gracias por la visita y feliz mes de las flores!!

Mónica

 

*POST EN COLABORACIÓN CON STOKKE

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *