Archivo de la etiqueta: chocolate

2

Ya me ha llegado mi cajita Nonabox de febrero. ¡Qué ilusión hace cuando la recibes! Sobre todo cuando no te acuerdas… 😉

En este caso, a pesar de que hay muchas cosas que no puedo probar hasta que el bebé no llegue a este mundo; hay algunas que me han llamado mucho la atención. Y es que no sólo se acuerdan de meter cositas para los más pequeños, sino que también cuidan a las mamás.

¡Claro que sí! Que yo ya he pasado mis primeros Reyes Magos en un total segundo plano (en lo que a regalos se refiere), y eso que Martín aún no ha nacido… Pobres mamis

Así que os quiero enseñar lo que más me ha gustado de esta cajita (además de la caja en sí, que me viene de lujo para guardar todas mis cosas de manualidades que siempre tengo revoloteando por ahí encima).

¿Adivináis qué será de todo lo que veis aquí?

regalos para mamás_01

regalos para mamás_02

regalos para mamás_03

regalos para mamás_04

Los que me conocéis seguro que lo habéis adivinado… ¡¡El chocolate!!

Vaya descubrimiento este chocolate con frutos rojos de Delaviuda, al que nada más hacer la foto me dispuse a hincarle el diente, y estaba de muerte. No lo había probado nunca y ya está dentro de mis favoritos.

Mil gracias a Nonabox por cuidarnos y tratarnos así de bien.

chocolate para embarazadas

¡¡Feliz domingo!!

 

6

Lunes. Después de un fin de semana en la playita. No tengo más que decir…

Así que para que sea menos duro, voy a endulzarlo un poco con el tutorial de hoy que va de cocina (aunque no sea mi fuerte, todo hay que decirlo…).

Vamos a hacer unos cuencos de chocolate para rellanar de helado, de nata o de caramelos para alguna fiesta.

Lo que más me ha gustado no es la receta del chocolate, que como veis no aparece por ningún lado, sino la forma de hacer el molde de chocolate. Y es que el hecho de utilizar globos como molde ya lo había visto en algún otro DIY, pero no en repostería.

Como veis es muy sencillito, y además si tenéis niños lo podréis hacer con ellos para pasar una divertida tarde, ya que es facilísimo.

Sólo necesitáis globos, del tamaño del que queráis tener luego los cuencos, y una fuente con chocolate líquido, para bañar los globos.

Los ponemos sobre una fuente, colocados en vertical (y si no se sujetan pones un poquito más de chocolate en la base, que hará que se fije mejor), y dejar secar. Cuando esta fase esté terminada, pinchamos los globos y quitamos el látex restante… ¡¡y voilá!!

Ya tenemos nuestros cuencos de chocolate listos para rellenar con lo que más queramos.

cuencos de chocolate

Es genial para cumpleaños infantiles o fiestas de cualquier tipo. Sobre todo para golosos como yo… 😉

A ver si esto ayuda a afrontar la semana con fuerzas… ¡Feliz lunes!

 

Visto aquí