Archivo de la etiqueta: costura

28

como hacer neceser_01

Hace dos años, cuando mi madre me regaló mi primera máquina de coser, no pensé que le iba a sacar tanto partido.

De hecho, como suele pasarme con muchas otras cosas, los primeros meses estuvo de adorno en casa, hasta que un día me dio por usarla, y a partir de ahí no he parado de hacer muchas cositas, sobre todo para bebés.

Leer ms

19

No hay nada como la satisfacción de las cosas hechas por uno mismo.

¿Os acordáis que os enseñaba hace poco el arrullo para bebés que había hecho a mano? Si, ese de la tela de topitos y el bies plisado que hice con la ayuda de mi madre.

Pues como esto de la máquina de coser engancha, si aquél día os animaba a hacer esa mantita para arropar a un bebé, hoy os enseño algo todavía más fácil: una toalla con capucha para el baño.

Aquí no hay excusas que valgan, porque no hay que coser del revés, ni hay que meter guata entre las dos telas, ni nada por estilo. Así que sólo necesitamos un poquito de ganas y manos a la obra.

En mi caso tenía muchas ganas de aprovechar los trozos de la tela de elefantitos que usé para hacer el cambiador de viaje para bebé, y que me sobraban. Así que éste es un ejemplo de cómo he aprovechado un retal bonito.

toalla bebe_00

¿Qué necesitamos?

-Un trozo de felpa (que sea amorosa) de 80x80cm.

-Un triángulo de felpa para la capucha de 30x30cm aproximadamente.

-Un retal de algodón de 30x30cm (igual que la felpa).

-Un bies de color a juego con la tela estampada.

 

¿Cómo se hace?

No tengo las fotos del paso a paso, pero os lo explico porque es sencillísimo. Lo primero que hacemos es cortar la tela de felpa con el patrón cuadrado de 80cm de largo, y si queremos, hacer las esquinas redondeadas.

Es importante que antes de coser lavéis la felpa, porque encoje, y eso os podría dar problemas cuando pongáis el vivo o el bies alrededor.

Para hacer la capucha, unimos con alfileres el triángulo de 30cm de lado y la tela estampada, y ponemos el bies en la diagonal (en mi caso el bies lo he puesto gris, que va a juego con los elefantitos). Y una vez cosido con la máquina, lo unimos a la esquina de la felpa cuadrada, haciendo la misma curva que tengamos en ésta.

Ahora sólo nos falta hilvanar el bies alrededor de toda la capa, teniendo especial cuidado con la esquina donde irá la capucha, y coser con la máquina todo el perímetro.

Y este es el resultado, ¿qué os parece?

toalla bebe_01

toalla bebe_02

toalla bebe_03

toalla bebe_04

toalla bebe_05

Os animo a hacerlo, tanto si tenéis hijos como si no, porque es un regalo fantástico para cualquier amiga que esté embarazada: algo original, bonito y hecho a mano.

Espero que os haya gustado.

 

30

Ya os conté que el pasado fin de semana venían mis padres a vernos. Pero desde luego, no fue ni mucho menos como yo soñaba en mi post sobre cómo ser la perfecta anfitriona

Digamos que más bien fui todo lo contrario: la que cocinó fue mi madre, a mi padre lo tuve haciendo chapucillas y arreglos en casa y a mí me tocó sacar los patrones y coser varias cositas para Martín… Así que si le preguntas a ellos si fui buena anfitriona, dudo que siquiera contesten… jeje… ¡La próxima vez no vienen!

Pero bueno, es cierto que el tiempo en Madrid no acompañaba mucho, así que digamos que donde mejor se estaba era encerradito en casa haciendo algo de provecho.

Y os preguntaréis, ¿a qué dediqué mi tiempo? Pues a hacerle algunos accesorios handmade para el bebé. Que últimamente me gusta mucho eso de sacar la máquina y coser (en este post podréis ver el cambiador de viaje que hice hace unas semanas).

Así que os quiero enseñar este arrullo hecho a mano, donde empleé una tela de piqué gris con topitos blancos, una felpa muy amorosa y un vivo plisado en blanco, para darle el toque final.

Arrullo bebe_01

Arrullo bebe_02

Arrullo bebe_03

Arrullo bebe_04

Me costó un poquito, ya que el vivo hay que coserlo al revés (tipo sándwich), y como era muy estrechito, al hilvanarlo lo iba haciendo casi sin ver cómo iba a quedar. Así que me tocó descoser y volver a repetir unas cuantas veces; pero al final el resultado fue perfecto, ¡como de tienda!.

Eso sí, para la próxima vez, o si os animáis a hacerlo, os recomiendo que os compréis un vivo mucho más ancho (para evitar mi problema) o poner un bies, que es más fácil para las que somos principiantes…

¿Qué os parece?

Martín va a estar de lo más agustito metido aquí dentro… ¡Qué ganas de que llegue!

Arrullo bebe_05

Arrullo bebe_06

Arrullo bebe_08

¡Feliz jueves!

 

10

¡Cómo me gustan las telas bonitas!

Todas, en general: el plumeti, el piqué, las telas japonesas, los diseños geométricos, los diseños americanos, etc…

Pero si hay algunas que por encima de todo me tienen locamente enamorada son las telas inglesas con estampados Liberty.

¿Sabéis cuáles son? Seguro que las habéis visto en múltiples aplicaciones. Son esas telas de algodón con florecitas pequeñas y colores vistosos. Tirando un poco a infantiles, y que de hecho se suelen usar mucho para prendas de niños.

Hoy en día se aplican en múltiples cosas: neceseres, mantas y cojines, ropa de bebés o incluso en washi tape, para poder personalizar cuadernos o agendas a nuestro gusto.

¿El único problema? Que el precio de dichas telas es un poquito más caro que las estándar de algodón, así que están muy cotizadas… Yo ya tengo algún retalito en casa, con el que estoy deseando hacerme alguna monería; pero ¡hay que aprovecharlo muy bien!

Así que mientras tanto os dejo con mi selección de productos de telas Liberty.

LIBERTY_01

1 / 2 / 3

LIBERTY_02

4 / 5 / 6

LIBERTY_03

7 / 8 / 9

LIBERTY_04

10 / 11 / 12

 ¿Qué me proponéis que haga? ¿Sugerencias?