Archivo de la etiqueta: craft

3

Ya sé que los días de calor se acaban (por suerte, porque esta semana en Madrid ha sido terrible), pero eso no quita para que aun podamos seguir adornando las mesas y las fiestas con motivos veraniegos…

Así que os enseño esta idea con DIY y descargable gratuito que he visto en el blog Oh Happy Day y que me ha gustado mucho, por su simplicidad, y por lo bonito que queda. ¡¡Y lo que me gustan los colores pastel, claro!!

Se trata de unos mini-abanicos de papel, para adornar una comida al aire libre, para señalizar los nombres de las mesas de una boda de verano o para personalizar un paquete de regalo.

Sólo necesitarás una impresora, unas tijeras para recortar la plantilla y una perforadora y chinchetas de manualidades para que sujete el abanico y le deje girar.

Y mirad qué resultado tan bonito y original. ¿No os parece?

minifans_printables_01b

minifans_printables_04

minifans_printables_02

minifans_printables_03

minifans_printables_06

descargar plantilla

 

Que tengáis feliz comienzo de semana, y ¡ánimo para los que estáis de vuelta!

 

 

4

 

¡¡Y seguimos con post diario!! Y encima repito también en mi otro blog… No sé yo si de esta salgo viva… 😉

Pero bueno, el de hoy es un post sencillito, de estos para relajarse viendo cosas bonitas, como estos sellos de caucho, que me han enamorado.

Ya sabéis de mi afición por Etsy y todas las maravillas que allí se encuentran. Pues estos sellos han sido otro de mis descubrimientos, y no quería dejar de compartirlos con vosotros.

Si os gustan, pasaros por la página web de sus diseñadores, y encontraréis un montón de ilustraciones y muchas ideas más.

sweet-harvey-rubber-stamps1

sweet-harvey-rubber-stamps2

sweet-harvey-rubber-stamps3

sweet-harvey-rubber-stamps4

sweet-harvey-rubber-stamps5

sweet-harvey-rubber-stamps6

 

¡Feliz martes!

 

9

¡¡Buenos días a todos!!

Hace mucho tiempo que tenía guardadas las imágenes de hoy para enseñaros, pero entre una cosa y otra las iba posponiendo…

Cuando comencé con el blog, una de las primeras cosas en las que pensé fue en hacerme las tarjetas de visita. Y mientras buscaba inspiración, lo que tenía claro es que quería hacérmelas yo misma (para eso soy una amante del craft, no?)

Una de las ideas que más me gustaron, por su sencillez y por su punto divertido, fueron éstas que os enseño, para la web Pugly Pixel. Un blog lleno de tutoriales, descargables gratuitos, plantillas para muchas cosas, e ideas para editar tus fotos.

Para hacer las tarjetas, sólo necesitaron unos sobres de papel vegetal (de los que puedes encontrar en muchas tiendas online, y si no, siempre podrás hacértelo tú, jeje), un poquito de confeti que puedes hacer con la troqueladora de círculo pequeño (o la de hacer agujeros para encuadernar de toda la vida, que haces dos a la vez), y un sello para poner tu nombre y tus datos.

¡¡Y mirad el resultado!! ¿A que es una tarjeta de visita bien bonita?

 

Si vosotros también tenéis alguna tarjeta original, y quieres compartirlo con todos nosotros, no dudes en enseñarnos las fotos ¡Comparte tu creatividad!

Por cierto, ¿visteis las mías? Aquí os dejo las tarjetas de visita de El taller de las cosas bonitas.  Espero que os gusten…

¡¡Feliz miércoles!!

 

16

Hoy vuelvo a la carga con el último DIY que he hecho para mi nuevo espacio de trabajo, unas letras de cartón decoradas con washi tape.

Y como no podía ser de otro modo, las letras escogidas para decorar una estantería blanca que he puesto encima del escritorio, son la W, la O, la R y la K… WORK!!

Así que me puse manos a la obra, elegí los washi tapes más bonitos y que combinaran bien entre sí; pero que a la vez contrastaran de una letra con otra. Por ejemplo, para la W escogí un washi tape en tonos rojos para el frente y la trasera; y un rojo liso y brillante para los cantos. Lo mismo con la O, un estampado clarito en tonos azules para la parte más visible y para los bordes el azul intenso.

Así, de este modo, cuando lo ves de frente pasan muy desapercibidas, y en cambio al ir girando las letras (o al verlas desde otro ángulo), se ven todos los colores y queda muy bonito.

Además es muy fácil de hacer, sólo tenéis que ir poniendo el washi tape pegado una tira a la otra, y dejar que sobre un poco, para pegarlo en el canto. Y luego con otro washi tape más oscuro, rematáis esos bordes de tal forma que no se vea nada de cartón.

La parte más difícil son los interiores, en los que tendréis que cortar previamente la largura aproximada, para poder meterlo en los agujeros. Y si os resulta complicado, ayudaos con unas tijeras o con el cúter para llegar bien a todas las esquinas.

Y al final, éste es el resultado. ¿Os gusta?

 

Ahora mismo forma parte de mi espacio de trabajo, así que espero que me inspire día a día para seguir haciendo cosas bonitas.

Feliz miércoles!!