Archivo de la etiqueta: galletas

10

¿Qué sucede cuando quedan tres amigas apasionadas de las manualidades a comer?

Pues que después del postre, mientras se toman un café con pastas, se dedican a hacer un facilísimo DIY.

Esto nos pasó a Bárbara de Mi Cesta de Mimbre, a Sofía de Decoración Entre las Ramas y a mí el otro día.

El plan era comer juntas, pero acabamos decorando unas tazas de cerámica con rotuladores. ¡Y es que nos parecían demasiado sosas, así que había que darles un toque de alegría!

Además, el plan fue perfecto, ya que teníamos unas galletas geniales que me habían regalado las chicas de Galletea, una empresa que fabrica artesanalmente galletas con multitud de formas y dibujos. Te las personalizan a tu gusto, para cualquier ocasión o evento. Y es más, incluso tienen unas lisas que puedes pintar con rotuladores comestibles. ¿A que es genial?

Mirad qué presentación tan bonita tienen…

Galletas personalizadas

Galletas personalizadas hechas a mano

Galletas handmade

 

Para la ocasión, elegí unas galletas con forma de nube y un dibujo de una mujer todoterreno, con la frase Llenemos la vida de cosas bonitas, que encaja muy bien con el título de mi blog.

Así que las llevé para el postre y nos pareció muy buena idea utilizarlas para hacer un guiño al “personalizar tus galletas y tus tazas”. Las empleamos como atrezzo para las fotos, pero al final, como bien os imaginaréis, ¡nos las comimos! ¡¡Ñam ñam!!

Os dejo con las fotos del buen rato que pasamos, a ver qué os parece.

¿Os animáis a dar un cambio de look a vuestro juego de café?

Pintar cerámica_04

Pintar cerámica_05

Pintar cerámica_06

Pintar cerámica_07

Pintar cerámica_08

Pintar cerámica_09

¡¡A ver si repetimos pronto chicas!!

¿Quién pone el próximo café? 😉

 

4

¡¡Feliz lunes a todos!!

La semana pasada os tuve un poquito abandonados, pero es que tuve algunos imprevistos en una de las obras que dirijo (creo que a estas alturas todos sabéis que soy arquitecta), y tuve que salir pitando de Madrid en su “auxilio”…

Lo primero es lo primero, así que espero que me perdonéis (carita de buena…).

Pero para compensaros, os voy a alegrar el lunes, o al menos endulzar, si es que con la vista se puede hacer eso. Porque fijaos lo que me he encontrado navegando por la red.

Unas pastas de mantequilla, al más puro estilo del té británico, ya que tienen la forma de las bolsitas de las infusiones. ¡¡Y encima bañadas en chocolate!!

Vamos que yo desde luego prefería mil veces antes tomarme una de éstas que una manzanilla… No sé si será mejor para la salud, pero seguro que te sube mucho más el estado anímico, ¿o no?

Y es bien fácil de hacer… Yo ahora que ya sé hacer estas pastitas (mirad el curso que hicimos de galletas artesanales), a ver si saco un rato y me animo a hacerlas.

Que tengáis un dulce comienzo de semana.

Visto aquí

 

10

Hola a todos!!

Hoy os quiero enseñar lo que hicimos en el Taller especial de Halloween el fin de semana pasado.

Fue un taller de libretas artesanales y galletas decoradas, que impartimos de manera conjunta las chicas de The Good Food Company y El taller de las cosas bonitas.

Así como en ocasiones anteriores en las que hemos hecho cosas de “cocina”, lo hicimos en el fantástico espacio que tienen en el centro de Madrid. Para las que no lo conozcáis, que sepáis que además de impartir talleres, hacen servicios de catering, tienen comedor privado, preparan fiestas y cumpleaños, etc… Y está todo riquísimo!!

Así que después de  las correspondientes presentaciones, y de ver algunas caras conocidas (cosa que siempre alegra), nos pusimos manos a la obra, comenzando por la parte craft que me correspondía a mí.

La temática era Halloween, así que planteé que los más pequeños hicieran unos álbumes para poder  pegar sus fotos de disfraces de estas fechas, y que los más mayores hicieran unas libretas artesanales para apuntar sus cosas, o para poder regalar.

 Así que de repente la mesa se llenó de washi tape naranja y negro, de cartulinas para hacer fantasmitas, murciélagos y calabazas, de etiquetas con dibujos de vampiros,… y los niños se lo pasaron en grande. Y cuando digo niños, incluyo también a los del género masculino, porque había dos niños que estaban totalmente encantados con los recortables, los sellos, el washi tape y las troqueladoras.  Qué majos todos y qué bien se portaron, ¡y qué creativos!

Por otro lado, el otro estilo de libretas, sin recurrir a las calabazas y los murciélagos, las de los mayores. Cada una eligió un tema para su cuaderno: para escribir recuerdos de viajes, notas para no olvidar, para sus blogs, … Porque había varias blogueras entre las asistentes, Silvia de Oh my looks, y Susana de El hada de las tartas. ¡Fijaos qué cuadernos tan bonitos hicieron!!

Además en esta ocasión tenía materiales muy nuevos, traídos de mi último viaje a Nueva York, como papeles y cartulinas de Scrapbooking increíblemente bonitos, sellos ideales de pájaros, jaulas y letras, washi tape de la marca SMASH muy divertidos, y fabric tape para decorar con mucho gusto. Así que todas las agendas y libretas que salieron quedaron preciosas, y lo pasamos muy muy bien.

¿A que son preciosas?

Y después de la parte creativa “crafty” hicimos un descanso, en el que Catalina y Patricia habían preparado un pequeño desayuno que estaba buenísimo, sobre todo las cookies (ahí lo dejo caer, para otro taller…jeje).

Y ya pasamos a la segunda parte del taller: las galletas decoradas con foundant.

Patricia nos enseñó cómo hacer la masa de las galletas, cómo mezclar y como amasar, para que nos queden bien ricas.  Todos bien atentos, pero sobre todo los más pequeños, que no se perdían detalle.

Y luego llegó la parte divertida, cuando empezamos a trabajar con el rodillo y luego cortamos la masa con distintas formas (fantasmas, murciélagos, calabazas, letras números, flores, etc…). Y después de unos minutitos en el horno, en el que el olorcito irresistible inundó la cocina, salieron nuestras galletitas para poderlas decorar con foundant.

Ésta volvió a ser de nuevo otra parte creativa, porque cada uno eligió el color que le quería poner con encima, y cómo decorarla con los “accesorios”, como ojos de azúcar, palitos de colores, bolitas de chocolate, etc. Y éste fue el resultado final, ¿son o no son unas galletas para morirte? Pero no de miedo, sino de lo ricas que estaban!!!

Desde aquí quiero daros las gracias a todos por venir y a Catalina y Patricia por lo bien que organizaron todo y porque son un encanto!!

¡Espero que lo pasarais bien, y que aprendierais muchas cositas nuevas!

¡¡Un besazo!!