Archivo de la etiqueta: niños

1

 

Todos sabemos que hoy en día saber bien inglés es importante (por no decir imprescindible) para desarrollar nuestras carreras profesionales. Y es por eso que los que somos padres queremos inculcárselo a nuestros hijos desde bien pequeños.

Por eso algunos padres buscan colegios ingleses o bilingües y otros se esfuerzan porque los niños acudan a reforzar dicha lengua fuera de sus clases lectivas o en periodos vacacionales.

Y por eso os quiero hablar de uno de mis descubrimientos de este año: La Casita de Inglés.

Leer ms

0

 

Ya sabéis que desde hace unos meses colaboro con Educo difundiendo algunos de los capítulos más interesantes de su Kit de Protección Infantil.

Anteriormente os he hablado de consejos para educar en positivo y de cómo detectar el bullying, pero hemos dejado para el final el tercer y último capítulo del Kit y además uno de los más traumáticos: la violencia entre un adulto y un niño.

Cada vez vemos más casos en la televisión de niños que sufren maltrato infantil, esos niños que son víctimas colaterales de una mala convivencia entre los padres y que acaban incluso muriendo. Todas las que somos madres sufrimos ante estas noticias y no entendemos por qué alguien puede hacer algo así a un niño, pero la realidad es que eso cada vez es más frecuente y que tenemos que poner nuestro granito de arena para que detectarlo y que dejen de suceder.

Leer ms

4

 

Durante muchos años compartí habitación con mi hermano pequeño, así que me hacía mucha ilusión que mis hijos también lo hicieran.

Siempre me ha parecido una bonita manera de crecer y de unir lazos entre los hermanos, así que en al plantear la reforma de mi nueva casa dejé una de las habitaciones más grandes y luminosas para que fuera la habitación de los niños. Una misma habitación para dormir y jugar, teniendo en cuenta la diferencia de edad y sexo entre ambos.

Leer ms

0

 

La maternidad me ha cambiado en muchas cosas, pero sobre todo en la manera de ver a los niños. Y no sólo a los míos.

Enseguida siento empatía y me pongo en el lugar de los niños (y sus madres) que sufren, que tienen un problema, que se sienten solos o desprotegidos,… Supongo que será el instinto natural o maternal, pero eso hace que me esfuerce y que intente ser mejor persona día a día.

Pero no es fácil. Y educar a nuestros hijos mucho menos. Muchas veces me encuentro a mi misma perdiendo la paciencia y gritándoles por alguna tontería, e inmediatamente me siento arrepentida e intento encauzar la discusión por otra vía menos agresiva. Los niños necesitan que les eduquemos desde el respeto y el cariño y eso, en ocasiones, se nos olvida a los que somos padres.

Leer ms