Archivo de la etiqueta: ramos novia

27

 

Por fin ha llegado el día en que puedo enseñaros un reportaje más o menos completo de lo que fue Nuestra Boda.

Como no quiero ser muy pesada, lo he partido en dos partes: por un lado la boda y por otro los detalles y la decoración.

Así que hoy os enseño las fotos de la primera parte, realizadas por el fotógrafo Javier Berenguer, son de los novios, del vestido, de la iglesia y del Marqués de Riscal, en la Rioja Alavesa, donde realizamos el cóctel y la cena, de la mano del chef Francis Paniego.

Como ya os adelantaba cuando hablaba de las invitaciones de boda, queríamos que fuera una boda sencilla pero elegante, tradicional e innovadora, y eso lo llevamos a todos los extremos, desde el principio hasta el final, y en todos los detalles que os enseñaré en el próximo post, casi todos realizados a mano por nosotros.

Para las apasionadas de las bodas, y al más puro estilo de los blogs de moda, os cuento que el vestido me lo hicieron en el taller de Paredero Quirós de Madrid, donde encontré el vestido romántico y sencillo que yo quería. ¿O hay algo más romántico que un vestido entero de tul de seda? Drapeado en todo el cuerpo, y con una tira de guipur en color champán en la cadera.

Para complementar el vestido durante la ceremonia religiosa, lo acompañamos con un velo con puntilla en el borde en los mismos tonos, que le daba ese toque más elegante y clásico que quería para la ocasión.

Y por último, el conjunto lo rematé con unos zapatos de ante de color rosa palo, de Franjul, y que me regaló con todo su cariño mi amiga Anto.  No me apetecía que fueran blancos, así que en este tono iban genial con el ramo de novia de peonías blancas y rosas nude que yo quería.

Además, por si no tenía suficiente con toda la organización, aun me lié más la manta a la cabeza y yo misma hice el tocado de mi madre y el mío para lucirlo durante la cena y el baile. ¿Qué os parecen?

Una boda entre viñedos, para dos riojanos, es algo emocionante, y nos hace volver a nuestras raíces y a nuestra tierra, a la que adoro.

Lástima que el tiempo no nos acompañara, pero todo no se puede controlar, y en este caso, la lluvia quiso ser una invitada más de ese maravilloso día lleno de emociones, confidencias, risas y alguna que otra lagrimilla.

Os dejo con uno de los días más bonitos de nuestra vida, por ahora…

 

Boda Riscal_01

Boda Riscal_02

Boda Riscal_03

Boda Riscal_04

Boda Riscal_06

Boda Riscal_07

Boda Riscal_08

Boda Riscal_09

Boda Riscal_10

Boda Riscal_11

Boda Riscal_12

Boda Riscal_13

Boda Riscal_14

Boda Riscal_15

Boda Riscal_16

Boda Riscal_17

Boda Riscal_18

Boda Riscal_19

Boda Riscal_22

Boda Riscal_21

 

 

5

Muchos me estáis preguntado por la boda, y que cuándo voy a subir fotos del vestido, de la fiesta, de la decoración que montamos y de todos los detalles.

Y es que yo que soy muy organizada, quería ir haciéndolo por fases: primero el vestido, los tocados, luego la ceremonia, la decoración, los regalitos, etc…

Pero ya empezamos mal, y es que hoy quiero dar un salto directamente hasta los regalos a los amigos casaderos, porque este fin de semana es especial, y ¡nos vamos de boda!

Así que es mi “pequeño homenaje” a Sofía y a Juanmi, que mañana se darán el Sí quiero, y en nuestra boda les entregamos a ellos la parejita de novios.

A Sofía la conoceréis porque es la que está detrás del blog Decoración entre las Ramas, y es mi fiel compañera arquitecta y amiga, apasionada como yo de las cosas bonitas.

Con ese buen gusto que tiene y lo artista que es, no podía regalarle la típica pareja de novios de plástico, así que como ya estaba liada hasta la cabeza con cosas hechas artesanalmente por mí, me dije: “total una más…

Y como yo empecé en el mundo craftie-handmade-DIY con los broches y el fieltro, se me ocurrió hacerlos con este material. Así que me puse a coser unos muñecos de novios de fieltro, personalizados para ellos, y tipo marioneta, para poder meter los dedos y darles vida, o dejarlos como decoración en algún rincón de la casa.

Así que a la “mini-Sofi” le puse un pelo negro rizado, con un tocado en la cabeza (aunque no sé cómo va a ir, eh? Esto es invención mía, no creáis que desvelo el secreto mejor guardado), y al “mini-Juanmi”… bueno, digamos que a Juanmi le puse un poquito más de pelo, pero sigue estando igual de apuesto.

Y como los acabé casi el día de antes, con las prisas no pude hacer fotos del making off, por lo que tendréis que contentaros con las fotos del después de Javier Berenguer, nuestro fotógrafo, que tiene una paciencia loca conmigo… 😉

regalos novios portada

regalos novios_01

regalos novios_02

regalos novios_03

Nada más entregar la pareja de novios al futuro matrimonio, nos dirigimos a entregar otro regalo muy simbólico: los ramos de novia.

O mejor dicho, dos réplicas del ramo de novia, que encargué a la floristería, porque no me quería desprender del mío (en mi afán de recopilarlo todo todo y todo…). Al igual que el grande, estaba hecho con peonías blancas y rosas de color maquillaje, pero en lugar de hojas de stachys,  a éstos les pusieron paniculata, que le da ese toque romántico que yo quería.

Así que como no quería tirar el ramo para las invitadas al método tradicional, decidí dar dos miniaturas del mismo a dos de mis amigas solteras, de las que han estado a mi lado desde que éramos pequeñitas, cuando soñábamos con bodas, mariposas en el estómago y novios que nos bajaran la luna (Cris, esto va por ti).

Quería tener un detalle con ellas, en ese día en el que cuando no estás con alguien a tu lado, y por mucho que quieras a esa amiga tuya que da un paso adelante, sé por propia experiencia que se hace un poquito difícil.

Espero que les gustara. A ellos y a ellas. Y a vosotros, claro.

Ya sabéis un poquito más de lo que fue nuestro Gran Día. Os espero otro día con el próximo capítulo…

regalos novios_04

regalos novios_05

Feliz fin de semana, y… ¡¡felicidades a Sofi y a Juanmi!!