Archivo de la etiqueta: wedding

15

Just married

12/06/2013

Bueno, pues como dice el dicho, “todo pasa y todo llega”; y nuestro Gran Día también llegó y pasó.

Un día en el que puedo decir con mayúsculas que fui FELIZ.

Feliz por estar rodeada de tanta gente querida, que vino de tantos lugares distintos para estar y disfrutar junto a nosotros; feliz porque tuvimos la boda que queríamos (a pesar de la lluvia, que también quiso estar invitada a la fiesta); feliz por la ceremonia, porque fue cercana, personal y muy emotiva, feliz porque tenía junto a mí a toda mi familia, a la que adoro y admiro muchísimo; y sobre todo feliz porque estaba a mi lado la persona que me acompaña en este camino día a día, y que ese día se puso a llorar nada más verme entrar en la iglesia, agarrada del brazo de mi padre.

No tengo mucho tiempo para contaros cómo fue todo, pero os aseguro que a la vuelta de nuestro viaje de novios por Japón y Maldivas os enseñaré todos los detalles.

Así que como os prometí, os enseño un par de fotos realizadas por Javier Berenguer, que aunque aún están sin editar, espero que no se enfade conmigo por compartirlas…

Gracias a todos por vuestras felicitaciones durante estos días. Es como si también hubierais estado ahí, participando de ese día con nosotros.

¡Un beso enorme a todos!

Boda Marqués de Riscal

Mónica Boda

7

Como ya os conté el otro día, a partir de ahora os voy a enseñar muchos post que me están sirviendo de inspiración para mi boda.  Con la finalidad de compartirlo con vosotras, por si hay alguna que también esté con los preparativos, y os puede ayudar.

Así que hoy va el primer DIY de bodas, que lo vi hace mucho tiempo pero que creo que es un buen momento para enseñároslo.

Se trata de un corazón hecho con hilo de algodón de colores, sobre un tablero de madera, que podéis personalizar como queráis y del tamaño que más os guste.

Quedará genial en la mesa de firmas, o incluso como fondo para el Photocall si lo haces a gran escala. ¡¡Imaginación al poder!!

 

Además es muy fácil de hacer. Sólo necesitamos:

-Tablero de madera.

-Pintura o barniz para madera.

-Paquete de clavos y martillo.

-Hilo de algodón de color.

-Papel blanco (si es vegetal mejor) y un lapicero.

Lo primero que hacemos es pintar el tablero de madera del color del barniz que hemos escogido. En este caso es un efecto envejecido, para que dé la sensación de que es un tablero reutilizado, lo cual le da un toque más vintage.

Mientras esperamos a que se seque, podemos dibujar un corazón sobre el papel blanco, que una vez  seco el tablero, colocaremos encima. Y sobre todo el perímetro del corazón, iremos poniendo todos los clavos, separados entre sí 1cm aproximadamente.

Una vez hecho esto llega la parte divertida, en la que anudamos el hilo fuertemente a la “cabeza” de uno de los cabos, y comenzamos a dar vueltas por todos los clavos, de manera libre, y sin dejar ninguno sin hilo. Lo importante es que el dibujo vaya quedando bonito.

Y éste es el resultado final, ¿os gusta?

 Visto aquí