1

Mi hijo se va de casa…

25/07/2017

Bueno, vale, no va definitivamente.

Sólo por una semana y a casa de sus abuelos, pero mi sensación de vacío es casi la misma.

Es la primera vez que mi peque está en otra casa y en otra ciudad durante una semana, y por eso llevamos bastantes días hablándolo con él para que se hiciera a la idea de que sus papás volvían a Madrid pero de que él no.

Sólo tiene tres añitos y hasta el último momento no sabía si se iba a poner a llorar e iba a acabar montándose en el coche con nosotros y su hermana. Pero no. Al final se quedó tan tranquilo, abrazado a sus yayos y diciéndome que me quería.

Hace tiempo que quería que Martín pasara una temporada con sus abuelos, en mi ciudad natal, ya que el hecho de vivir a distancia hace que no se vean tanto como les gustaría. Así que me hacía mucha ilusión que disfrutaran unos días juntos, yendo a la piscina, a hacer la compra, al parque, jugando en casa. En definitiva, de la vida tranquila del verano, sin planes ni agobios, pero sobre todo sin nosotros, sin sus padres de por medio. Eso hará que sus lazos estén más unidos y que no importe la distancia que los separa en nuestra rutina diaria.

Y para que no se nos olvidara nada para esos días, quiero compartir con vosotros cómo organizamos el viaje y cómo preparamos su primera escapada sin sus padres. Y de esta forma aprovechar para enseñaros algunos productos de la nueva colección On the Move de Lilliputiens (ya os he hablado en más ocasiones de esta marca belga, aquí o aquí) con los que hemos organizado este bonito viaje.

Y no dejéis de leer hasta el final, porque el post viene con SORTEO.

 

CONSEJOS PARA ORGANIZAR EL VIAJE DE UN NIÑO SIN SUS PADRES

1.   Para nosotros lo más importante es hacer partícipe al niño de toda la organización. Que él sepa que va a viajar, que se va a quedar unos días sin sus padres y que tiene que ser un poquito independiente.

Así que lo primero es hablar con él y que tenga toda la información necesaria, que no piense que le abandonamos o que lo dejamos sólo porque nos molesta. Si nosotros hemos podido hacerlo con un niño de tres años, seguro que todo el mundo puede hacerlo.

2.   Que los propios niños ayuden a preparar su maleta. Aunque seamos los adultos los que metamos las cosas imprescindibles, no está de más que ellos estén al lado, observando todo lo que elegimos de los armarios.

Yo incluso le digo a Martín que elija algunas de sus prendas favoritas (que me parece increíble que tan pequeño las tenga), para que se ilusione y participe con la tarea. Desde hace ya un año tenemos la maleta trolley de Lilliputiens (os la enseñaba en este post de viajes) y le encanta meter algunos de sus favoritos, como su manta o su peluche.

 

3.   Organizar sus juguetes. En mi casa somos bastante organizados y yo tengo una cabeza un poco cuadriculada, por eso me encanta tener bolsas y mochilas para cada cosas. Así que llevamos una bolsa con lo necesario para cada niño. Dos para la peque (una con los pañales, cremas y toallitas y una neverita con los biberones y los baberos) y una mochila para el mayor con sus juegos preferidos.

En este caso sí que puede ser el propio niño el que elija todo lo que quiere llevar, es una buena manera de que se haga responsable de sus cosas y que tome pequeñas decisiones.

Así cuando lo dejemos con sus abuelos tiene todo a mano para poderse entretener: pinturas y un cuaderno y por supuesto sus imprescindibles: sus legos y sus playmobil.  ¡No sale de casa sin ellos!

 

4.   Llevar comida como si no hubiera un mañana. No sé si será el caso de vuestros hijos, pero los míos son muy comilones y enseguida tienen hambre. Así que no salgo de casa sin una bolsa con agua y galletas para el mayor, y con biberones para la peque.

Así no sólo evitas tener que entrar en una cafetería o un supermercado cada dos por tres, sino que facilitas la labor a las personas que se vayan a encargar del peque clasificando y organizando su comida.

Aquí podéis ver la mochila tamaño cartera, el estuche para las pinturas y la neverita, todo de la nueva colección para viajes y cole de Lilliputiens.

 

5.   Llevar a mano todo para el coche. Por supuesto, no nos podemos olvidar de la parte logística del trayecto, porque normalmente los niños no aguantan mucho tiempo sentados así que nos toca entretenerlos como podemos. Para ello, tener comida, bebida y algunos juguetes preparados cerca de su alcance es muy importante.

Nosotros hemos descubierto en este último viaje este organizador de coche con compartimentos para poner en la trasera del asiento del copiloto, y que así los niños puedan meter ahí lo más importante. De esta forma se acabó el tener que girarse continuamente para repartir zumos y galletas.

 

6.   Y por si la cosa se pone fea, preparar juegos y canciones para entretener a los niños. A veces los viajes se complican y se hacen eternos, así que cualquier recurso es bueno cuando se agota la paciencia.

Además, aquí os dejo un post que hice hace un par de años con algunos consejos para entretener a los niños en un avión, y que lo mismo se puede aplicar a un viaje en coche.

 

Espero que os animéis a “soltar” un poquito a vuestros peques, a que viajen solos o a que se vayan de campamento sin vosotros. Y ya me contaréis vuestros trucos y consejos para hacerlo más llevadero a ambas partes.

Y como os decía al principio, este post viene con un SORTEO gracias a Lilliputiens, que presenta la nueva colección On The Move para viajes y cole. Sólo tienes que ir a la foto que subiré esta misma mañana en INSTAGRAM y seguir los pasos para participar, y te podrás llevar una mochila como la nuestra en un color a elegir.

Y finalmente os dejo con algunas fotos que hizo mi querida Silvia Buján del evento que organizaron en Madrid hace escasas semanas para presentar la colección, y al que tuve la oportunidad de asistir.

Muchísimas gracias por la visita y espero vuestros comentarios.

 

*Post en colaboración con Lilliputiens

Un pensamiento en “Mi hijo se va de casa…

  1. Elisa

    Me ha encantado el post Mónica, que bien lo has explicado esa colección de mochilas y maletas es una monada!! Yo quiero para mis nenes
    Seguro que Martin se lo está pasando bomba con los abuelos y ellos más aún. Disfruta tú también estos días sin tanto jaleo.

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *