Cómo reformar un baño bueno, bonito y barato

Antes de verano os hablaba de la reforma de nuestra casa de verano y de cómo, con poca inversión, habíamos conseguido darle un buen lavado de cara.

En aquél caso os hablaba de que, al cambiar las puertas de paso y las puertas de los armarios, la casa parecía otra totalmente distinta, sin necesidad de hacer todos los armarios empotrados nuevos, que, lógicamente, cuestan mucho más dinero.

Y hoy os quiero hablar de otro de los elementos de una casa que más nos preocupan cuando adquirimos una vivienda nueva o cuando van pasando los años en la que ya vivimos: los baños.

Normalmente los baños son uno de los puntos débiles de una vivienda, ya que acusan mucho el paso del tiempo y pueden dar la sensación de vejez o incluso de suciedad.

En nuestro caso los baños no estaban tan mal, tenían unos 15 años (desde la construcción del bloque de pisos), pero nos apetecía darle un toque más moderno y aprovechar la reforma para cambiar la bañera existente en uno de los baños por ducha.

ANTES Y DESPUÉS DE BAÑO PRINCIPAL

Aquí me gustaría hacer un inciso para explicaros varias alternativas de reforma que podemos tener en un baño, por si os sirve de aclaración por si os toca en un futuro.

  • A. Si la vivienda no es tan antigua y la instalación de fontanería y saneamiento está en buenas condiciones (si el agua sale limpia y con presión, por ejemplo, es síntoma del buen estado de estas) se puede aprovechar para hacer un lavado de cara sin hacer tanta inversión.

Esto quiere decir que lo que hacemos es sustituir unos alicatados de pared por otros, unas baldosas de suelo por otras y los sanitarios los cambiamos, dejándolos en su misma ubicación.

En estos casos ahorramos costes, porque no modificamos dichas instalaciones. Incluso podemos mantener los techos y la electricidad e iluminación, con un gran ahorro; simplemente con el gasto del material y de la mano de obra del albañil o alicatador.

  • B. En cambio si el baño está antiguo, si hay que hacer modificación de los tabiques, si no sale presión de agua por los grifos (síntoma de obstrucción en las tuberías)o si cambiamos de sitio los sanitarios, tendremos que modificar todas las instalaciones al completo, por lo que la inversión y el coste de la reforma integral de dicho baño será mucho mayor que en el caso anterior.

No todas las reformas de los baños tienen que ser integrales: si las instalaciones lo permite podemos dar un lavado de cara sin gastar mucho dinero.

Dicho esto, en mi caso pudimos optar por la opción A en casi todos los casos, excepto por el cambio de bañera por ducha y por la colocación de un grifo de lavabo empotrado en el baño principal (por capricho de una servidora, luego entenderéis por qué.

ANTES Y DESPUÉS DEL BAÑO DE INVITADOS (Y NIÑOS)

Así que una vez decidida la distribución de los baños y el estilo que quería (os dejo mi carpeta de Pinterest con la inspiración para nuestra casa de verano, por si os sirve también a vosotros), acudimos a Leroy Merlin para seleccionar los azulejos y sanitarios que mejor se adaptaran a lo que tenía en mente.

Los que me seguís por Instagram ya sabéis que en mis reformas me gusta mezclar muchas marcas y productos de distintos estilos y precios. Considero que es la manera de poder hacer reformas asequibles (quitando de un lado y poniendo en otro) y sobre todo que sean originales y que no se hayan visto igual en otro sitio: baños con personalidad.

A veces si todos los azulejos son de la misma tienda te puede quedar “un baño de catálogo” más que “un baño de revista. De ahí que intente variar mucho los productos que selecciono.

En mis proyectos me gusta mezclar marcas y productos de distintos fabricantes y precios, para crear espacios (y baños) con personalidad.

Así que aquí hicimos lo mismo. Y aviso, si os interesa el tema, os recomiendo que sigáis leyendo hasta el final, porque os daré las referencias usadas en ambos baños, ¡para que lo podáis hacer vosotros igual!

Todos los elementos sanitarios (platos de ducha, grifería, inodoros, lavabos y muebles de baño) son de la marca de Leroy Merlin, que tienen muy buena calidad y además un diseño muy bonito. ¿O no os parece ideal el grifo empotrado del que me enamoré para mi baño?

Y respecto a los revestimientos de las paredes, algunos de los azulejos los adquirimos también en Leroy Merlin y otros, como suelo del baño de invitados, lo compramos de Hisbalit, y que seguro que reconoceréis porque lo suelo usar en muchas de mis obras y siempre es un acierto seguro.

Ya que la vivienda se encuentra junto al mar, el color azul fue la clave y el punto central para la elección de todos los materiales, tanto de los baños como del resto de la casa (y de la cocina, que os enseñaré el próximo día).

BAÑO DE INVITADOS

Así que en el baño de invitados, que es el los niños, el azul es el auténtico protagonista.

Elegimos para el frente del lavabo una malla de mosaico blanco liso que me encantó en cuanto la vi porque era mate y podía darme mucho juego para poner la lechada de color azul (en lugar de a la inversa que suele ser lo más normal) y combinarlo con el resto del baño en blanco liso. El toque final lo da el gresite del suelo en tonos azules, muy desenfadado y juvenil.

Por último, el mueble de baño, el modelo Kende de Leroy Merlin con un punto entre rústico y provenzal, combina a la perfección con todos los elementos, además de aportarle solidez al conjunto.

BAÑO PRINCIPAL

En cambio nuestro baño, ubicado en suite dentro de la habitación principal, quería que fuera algo más sutil, elegante y sofisticado.

Por eso ahí recurrí a los tonos piedra y madera natural, que le daban ese aspecto más neutro y sobre todo atemporal. ¡Con la finalidad de durar muchos años!

Una vez más combiné dos tipos de azulejo: uno de formato pequeño (5x20cm) de la marca Equipe que pusimos en vertical con una piedra de la marca TAU CERÁMICA adquirido también en Leroy Merlin.

El resto de elementos, tal y como os contaba al principio, también de esta última tienda: mueble de baño, griferías, espejo y sanitarios, excepto la lámpara colgante con forma de piña que la compré en La Redoute y que le da un toque más divertido y casual.

¿Qué os parece el cambio? ¿Os gusta el resultado final?

Dejadme vuestros comentarios por favor, que me encantará leerlos o incluso saber qué hubierais hecho vosotros de forma diferente.

¡Muchas gracias!!

BAÑO DE INVITADOS (NIÑOS)

BAÑO PRINCIPAL

¡Muchas gracias por la visita! Y si te ha gustado, ¡compártelo!

Gracias a Leroy Merlin por acompañarme en esta aventura y por confiar en mi.

Comparte

7 comentarios
  1. El cambio de los baños es espectacular, el azul sobre todo me encanta.
    Gracias por tus consejos, ya lo creo que me vendrán muy bien a la hora de pensar en reformar mis baños..

Escribe un comentario

Tu dirección de email permanecerá oculta.