3

Cinco cosas que no debes olvidar estas vacaciones

27/07/2016

propósitos para el verano

Este es el último post que escribo antes de tomarme unos días de descanso. Y no lo digo porque me vaya de vacaciones, que eso ya lo hemos hecho aunque sea fugazmente, sino porque aproximadamente de aquí a una semana seré madre por segunda vez.

Y eso requiere un tiempo de adaptación y por tanto una necesaria desconexión del mundo digital (aunque sea sólo del blog, que ya sabéis que en Instagram os seguiré manteniendo al día).

Así que quiero compartir con vosotros este post con las 5 cosas que no deben faltar en tu maleta para este verano.

Pero este listado no es un listado al uso. No voy a hablaros de las gafas de sol ni de la crema de protección; que son cosas prácticas que en otras ocasiones me gusta compartir y que seguro que a vosotros no se os olvida meter en el equipaje. Sino de cosas que realmente importan y que son necesarias tenerlas en la cabeza para disfrutar plenamente de nuestros días de vacaciones y ser felices.

Y además, casi todas ellas son gratis. 😉

  1. Un buen libro

Y quien dice un buen libro también dice un ovillo de trapillo o un cuaderno de dibujo. Rescata esa pasión a la que hace tanto tiempo que no le dedicas un minuto, y disfrútalo.

Este año habré comenzado una decena de libros sin ningún éxito. Al cabo de 10 páginas lo dejaba por falta de tiempo o constancia, y empezaba otro nuevo. Hasta que hace unos días me obligué a dejar de lado el teléfono móvil y en lugar de perder una hora antes de dormir mirando la pantalla, leer un capítulo de mi nuevo libro.

Ha pasado un mes desde entonces, y ya me he leído El último adiós de Kate Morton y estoy a punto de terminar El Paciente, de Juan Gómez-Jurado.

Muchas veces las excusas que nos ponemos son absurdas, sólo esconden algo detrás. Hay tiempo para todo, incluso trabajando y con niños. Sólo es cuestión de prioridades.

tutorial_gorro_punto_9

foto de Kiva Magazine

  1. Ten 10 minutos de relajación para pensar en ti

El mindfulness, que tan de moda está ahora, no deja de ser sino una concentración o conciencia plena de las sensaciones, emociones y sentimientos que tenemos en un momento concreto.

Esto que en principio parece un rito de meditación budista, es muy útil para ser conscientes de nuestro cuerpo y escucharlo. Si pasamos tanto rato escuchando a los demás, ¿por qué no dedicar al menos unos minutos en escucharnos a nosotros mismos?

Durante estos días en los que he estado en la playa, me levantaba todas las mañanas para dar un paseo por la orilla. Y justo antes de volver a casa para desayunar, nos sentábamos en un banquito idílico frente al mar para desconectar diez minutos y concentrarnos en nuestro cuerpo y nuestra respiración. Eso que parece tan fácil, al principio cuesta, porque enseguida te pones a pensar en lo que tienes que hacer, en lo que vas a comer, o en la nochecita que te ha dado tu peque. Pero después de varios días de entrenamiento consigues dejar la mente en blanco y disfrutar de ese momento.

Una buena forma de afrontar el día y la vida con optimismo y mucho más relajado, siendo conscientes de tu cuerpo y dejando de lado los problemas que de verdad no importan.

las rotas dénia 01

 

  1. Come muchos helados

Hace un par de semanas escribí un post sobre que los niños tienen que divertirse, correr y mancharse comiendo helados. Pues los mayores también.

El verano es la época del año en la que se permiten ciertos excesos que nos hagan más felices, y esos incluyen una buena comilona con amigos, unos mojitos en la playa o un rico helado aunque tenga calorías y manche la ropa.

No nos preocupemos de los kilos de más. Lo que no se haya hecho ya, ¡poco vamos a poder solucionar! Así que, ¿por qué no disfrutar de estos pequeños placeres que nos levantan el ánimo?

Vacaciones en familia y embarazo en Denia 14

 

  1. Graba los momentos en tu retina y no en tu móvil

Este punto es el que más me cuesta meter en mi maleta todos los veranos. Pero lo tengo que conseguir, y por eso lo comparto con vosotros. A ver si entre todos lo logramos.

¿Cuántas veces llegamos a un destino y antes de mirarlo con nuestros propios ojos ya estamos dándole al click de la cámara o del móvil?

Yo soy la primera que lo he hecho, pero cada día intento poner un poquito de mi parte para disfrutar más del momento, de la compañía y dejar a un lado la “inmortalización” de la imagen. ¿De qué me sirve tener la foto de un atardecer en la playa si justo en ese momento no lo estaba mirando con mis propios ojos? ¿O de mi canción preferida en un concierto? ¿O de la primera carcajada de mi peque?

Al menos ahora hago una foto y guardo el móvil. O eso intento. Sé que no es fácil, y como todo requiere también su entrenamiento.

Es entonces cuando recuerdo una frase que me dice siempre mi marido y que me hace reflexionar: “El móvil es aquél instrumento que te acerca a los que tienes lejos y te aleja de los que tienes cerca”.

cabo san antonio 03

 

  1. Rodéate de gente que te haga reír

Sí, es obvio, pero muchas veces no nos damos cuenta.

Disfruta de tu tiempo libre con alguien a quien quieras, alguien que te haga feliz, y sobre todo alguien que te haga reír.

Tus hijos, unos amigos, tu pareja o tus padres; tu decides. Elige un destino, un viaje o simplemente una excursión de un día, y aprovecha ese tiempo juntos. Y regalaos palabras bonitas, besos y abrazos cariñosos.

Estos quince días que hemos pasado en familia, nos han servido para pasar mucho tiempo juntos y darnos mucho cariño. Aunque suene ñoño. El peque nos necesitaba, y nosotros también a él. Al final eso es más importante que el entorno o las vistas. Mi recuerdo de estos días es que volvimos siendo una familia de tres (y casi cuatro) mucho más felices, unidos y con muchos momentos inmortalizados en nuestra retina.

Las vacaciones tienen que servir para eso.

 

01 tiempo en familia de calidad (4)

 

Con estas 5 cosas espero haberos hecho reflexionar (al menos un poquito) sobre lo que de verdad importa. Y con ello me despido hasta la vuelta al cole, donde os presentaré al nuevo miembro de la familia.

Mientras tanto, si queréis saber de mi día a día, os espero en Instagram. ¡¡Pero sólo un poquito!! Que tengo que terminar mi libro y dedicar unos cuantos besos y abrazos a mi familia…  😉

 

3 pensamientos en “Cinco cosas que no debes olvidar estas vacaciones

  1. Elisa

    Precioso post Mónica!!! Me apunto todo lo que has escrito para ponerlo en práctica.
    Que todo te vaya superficie bien, mantennos al tanto de tu panza
    Muaaaaa

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *